top of page

Anna Laura Rodríguez vendió dulces para estudiar en la NASA

sábado 12 de agosto de 2023 09:57






Ciudad Victoria.- Desde enero del año pasado, Anna se propuso recaudar lo necesario para poder asistir a un internado de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) vendiendo dulces, su caso se hizo viral en su momento y muchas personas la ayudaron para alcanzar su objetivo.


Anna Laura Rodríguez, estudiante de Ingeniería Mecatrónica es originaria de Ciudad Victoria, Tamaulipas y sueña con viajar al Espacio.


Con 22 años, su acercamiento a la industria aeroespacial es prometedor. En 2021 aplicó para el Programa Internacional de Aviación y Espacio en la NASA, un curso intensivo para jóvenes interesados en el espacio.

“Cuando tú entras a su página para postularte te dice que cuesta 3 mil 500 dólares, desde que te registras ya no es de que sorpresa, ya te dicen. Entonces yo dije, puede que entre, puede que no, pero si entro cómo lo voy a pagar y todo”, relató Anna Laura Rodríguez, astronauta analógica.

Para cubrir sus gastos, Anna Laura vendió dulces en una plaza de Ciudad Victoria.



“Con lo único que tenía que eran como 100 pesos que tenía porque yo daba clases de alemán, entonces de mi salario, por así decirlo, me quedaban cien pesos y dije, pues bueno con esos 100 pesos hago 200 y con 200 hago 400 y así fue como empecé de a poquito vendiendo gomitas en una plaza a poder llegar al programa de la NASA”, dijo.


Anna Laura cuenta que de esa experiencia aprendió la disciplina, el trabajo en equipo y la constancia, elementos fundamentales en cualquier misión de la NASA.


Con energía y empeño, la joven mexicana aplicó para participar en un entrenamiento para astronautas analógicos (llamados así porque simulan en la Tierra cómo serían las misiones largas en el espacio) en Polonia. Ahí se recrearon las condiciones de aislamiento que vive una tripulación espacial, además realizaron experimentos científicos.


“Proyectos de electrónica, como para los trajes espaciales, como investigaciones del comportamiento humano y psicológicos, porque también te afecta un poco psicológicamente no ver el sol”, comentó Anna Laura Rodríguez.


El gran objetivo de Anna Laura es viajar al Espacio, por lo que seguirá esforzándose; la futura ingeniera tamaulipeca compartió un consejo que la ayudó a cumplir sus metas.

“Me gustaría dar como el consejo que mi mamá siempre me da desde que empecé porque yo le decía que si funcionaría o no vender gomitas en la plaza para ir allá y mi mamá me dijo: Anna Laura, un hermoso castillo siempre empieza por un block o por un ladrillo”, concluyó Anna Laura Rodríguez.


Después de realizar su estadía en la NASA, hoy Anna está viajando a Pila, Polonia, para convertirse en astronauta análoga y poder desarrollar sus proyectos espaciales

13 visualizaciones

Kommentare


bottom of page