top of page

Joe Biden se somete a su chequeo médico anual, en medio de críticas por su edad

miércoles 28 de febrero de 2024 08:52

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden se someterá a su examen físico de rutina anual en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed este miércoles, marcando probablemente la última actualización de salud antes de las elecciones de 2024. A sus 81 años, Biden es el presidente más longevo en la historia de Estados Unidos y enfrenta preguntas persistentes sobre su edad y capacidad.


El médico personal de Biden, el Dr. Kevin O'Connor, lo atenderá, y se espera que el presidente comparezca ante los periodistas para pronunciar comentarios sobre seguridad comunitaria y acciones para combatir el crimen a la 13:30 horas (locales). La Casa Blanca tiene previsto publicar un resumen escrito del examen físico más tarde el mismo día.

El presidente ha abordado de frente las críticas sobre su edad, refiriéndose a un informe sobre el hallazgo de documentos confidenciales en que lo catalogan como un "anciano bien intencionado y con mala memoria". Biden ha enmarcado su edad como fuente de sabiduría y experiencia, destacando la importancia de sus ideas sobre la edad cronológica.


El examen de Biden en Walter Reed será su tercero desde que asumió el cargo. En el examen del año pasado, el Dr. O'Connor describió al presidente como "saludable", "vigoroso" y "en condiciones de ejecutar con éxito los deberes de la presidencia". Se señaló que Biden utiliza aparatos ortopédicos personalizados y recibe tratamiento por fibrilación auricular no valvular (AFib), un latido cardíaco irregular. A pesar de esto, el médico afirmó que Biden no experimenta síntomas significativos.



El presidente ha rechazado la necesidad de una prueba cognitiva, y su médico considera que no es justificada dada la actividad diaria y la capacidad de Biden para manejar asuntos internacionales. Biden también utiliza una máquina CPAP para tratar la apnea del sueño, un problema recurrente que ha mejorado después de cirugías anteriores.


La salud de los presidentes estadunidenses es un tema de interés público, y la decisión de divulgar detalles sobre su estado de salud queda a discreción del mandatario. En el pasado, los informes médicos han presentado a los presidentes como aptos para el servicio, y la salud de Biden continuará siendo objeto de atención y escrutinio.

Comments


bottom of page